Por Fausto Escobar, director general de HD México

Para iniciar me gustaría dar una explicación breve de lo que es el respaldo de información, que no es más que el proceso de copiar información de la empresa en un dispositivo físico o, bien, en la nube, con el fin de poder recuperarlos en caso de algún tipo de desastre. El 31 de marzo quedo estipulado el Día Mundial del Back UP por World Back Up Day, una iniciativa con la meta de concientizar a personas y empresas sobre la importancia de respaldar la información: No es una opción para las organizaciones, es, en verdad, su Única opción para no perder sus datos.

De acuerdo a World Back Up Day estamos alcanzando 1,8 zettabytes de información (1 zettabyte corresponde a 1 billón de terabytes), por lo que realmente el back up se vuelve la prioridad número uno para salvaguardar los datos.

En el pasado han ocurrido eventos que han sido noticia a nivel mundial, como el ataque a las torres gemelas en Nueva York, en donde miles de datos quedaron calcinados, perdidos, sin poder recuperarse debido a una falta de cultura del respaldo de información por parte de las empresas; y esto no queda allí, pues las consecuencias pueden ser fatales, es posible quedarse sin comprobantes de todo un proceso y ciclo de vida empresarial.

Un desastre natural también puede provocar grandes pérdidas de datos, por lo que es indispensable hacer conciencia y crear un programa diario de respaldo de información, es necesario respaldar y hacer copia de todo el trabajo que se realiza en las diferentes áreas de la empresa, desde la recepción, facturación, finanzas, administración, ventas, etcétera.

Se estima que más de 77% de las empresas han sufrido pérdida de información, por no contar con un plan de respaldo.

¿Cómo puedo diseñar un plan de respaldo adecuado?

Primero que nada debemos seleccionar la información privilegiada para la empresa, para luego elegir el medio más adecuado para generar el respaldo, que puede ser a través de un software de duplicación de la información, o bien en la nube, que podría ser la más recomendada ante un desastre catastrófico. Es importante que en ambos casos se cuente con extrema protección de la información, por lo que se recomienda utilizar algún tipo de herramienta que garantice la integridad de los datos.

Por otro lado, se debe programar periodos cortos para hacer continuamente procesos de respaldo. Si es posible realizarlo de manera diaria, sería de gran ayuda para garantizar la actualización de todos los movimientos que se realicen en la empresa.

Realizar respaldo en la nube podría resultar muy satisfactorio, pues no se depende de ningún tipo de dispositivo propio para acceder a la información de la empresa, es decir, si requiero consultar algún dato, basta con un usuario y contraseña, y desde cualquier lugar y dispositivo puedo realizar la consulta.

Gracias a la continua innovación tecnológica podemos contar con herramientas sofisticadas que nos ayudan en nuestro día a día para salvaguardar los activos fijos de nuestras organizaciones.

Editorial Fass
diseno@mundologistico.net